domingo, 26 de abril de 2015

La cultura de masas cambia sus capitales

Las escuelas críticas que estudian los medios de comunicación han analizado en forma brillante el siglo XX. La Escuela de Frankfurt descubre la industria cultural como método de alienación de las mentes y espírtus globales. Luego, la Escuela de Birmingham señala los límites de este poder y el poder de los grupos que componen los sistemas sociales.
Las culturas subalternas dan señales de vida y se hacen escuchar.
El tiempo ha pasado y la globalización profundizó los procesos de generación de cultura masiva pero con ciertos aspectos, quizás impensados.
Aquí un artículo que analiza el estado actual de la cultura masiva y los centros de producción que ya no están únicamente en los espacios de poder económico. Te invito a leerlo y luego debatirlo en clase.

Frédéric Martel: Lo que debe ser masivo y popular

Búsqueda personalizada